sábado, 17 de septiembre de 2016

2510.- El problema de la mochila y el cuidado de la espalda

Con la vuelta al cole llegan otros problemas que habíamos olvidado durante el verano, la compra de libros, nuevo material escolar, renovar el vestuario de los más peques que han dado el estirón durante las vacaciones... y la mochila y su peso.
Problema de la mochila (vía Wikipedia)
No estamos hablando del "problema de la mochila" como problema de optimización combinatoria, aunque tiene su gracia ver que existe un ejercicio que busca la mejor solución entre un conjunto finito de posibles soluciones a un problema. En esta ocasión nos referimos a los problemas de espalda que podemos originar a los pequeños de la casa cargándoles en exceso.


Niña con mochila de ruedas (vía Qué)


El primer problema que se me antoja a mi es que las editoriales, esas que cada año hacen caja cambiando los libros para que no los puedan heredar entre hermanos, con el consiguiente gasto familiar. Deberían hacer lo posible por reducir el peso del material empleado en sus publicaciones: papel más ligero, tapas blandas y... en algunos casos, dividir los temarios en varios volúmenes o libros de texto frente a libros de ejercicios, ¡sin castigar el bolsillo de los papás, por favor!


Libros escolares (vía Textos escolares.cl)


También podemos hacer lo posible por reducir el peso del material escolar: cuadernos más pequeños y ligeros, archivadores de tapas blandas, optimizar el uso de lápices, bolis... no hace falta cargar con pinturas de todos los colores y enormes estuches con rotuladores a diario. Igualmente podemos movilizarnos en las asociaciones de padres para pedir a la dirección del centro instalar taquillas para liberar peso o acotar el material necesario durante el curso escolar.

Muchos padres han optado por la mochila con rueditas, aunque hay voces en contra que critican la postura que hay que adoptar y la frecuente presencia de escaleras en el colegio y de camino al mismo que obligarían a acarrear el bulto realizando un esfuerzo extraordinario, sopena de invitar a llevar más material del imprescindible con la excusa de las ruedas.




Es importante que la mochila se ajuste al tamaño de los chavales y a su contenido, para ello la mochila conviene ir debidamente ajustada a la espalda y reforzada para distribuir correctamente el peso y no quedar en la parte baja de la espalda.



Claves para el uso de mochilas (vía Me cuido en salud)




Algunos consejos al respecto serían los siguientes:
  • No dejar que el niño cargue más del 15% de su propio peso.
  • Que la mochila sea del tamaño adecuado para el niño.
  • Colocar los artículos más pesados en la zona más cercana a la espalda.
  • Procurar que los objetos no se deslicen dentro de la mochila.
  • Asegurarse de que todo lo que lleva en la mochila sea necesario para las actividades del día.
  • Los días en que la mochila esté sobrecargada, llevar algún libro en la mano.
  • Ponerse siempre ambas tiras sobre los hombros y que estas tiras sean acolchadas.
  • El fondo de la mochila debe descansar en la curvatura de la espalda, ya que si está muy suelta puede causar tensión muscular.
  • Si la mochila tiene una tira para la cintura, se debe usar, puesto que ayuda a distribuir el peso. 
El peso de las mochilas (vía Con mis hijos)
Una educación postural desde pequeños, crear hábitos saludables en cuando a postura como a ejercicios y estiramientos diarios para fortalecer espalda y abdomen, prevendrá de futuras dolencias. Esta es una actividad que podríamos realizar en familia, ya que a todos nos viene bien mantener sana nuestra espalda.

Uno de los ejercicios que podemos realizar para fortalecer la espalda (vía Espalda.org)
Educación postural (vía Xaudar-Salud)

En muchos casos se ha planteado recurrir al libro electrónico para "ahorrar" en peso y en dinero con el tiempo, pero, ¿qué sentido tiene eso en un libro para estudiar? No es lo mismo subrayar, tomar notas al margen con un lápiz, que hacerlo en un libro digital. Por otra parte, el precio y la fragilidad de los dispositivos para capear el día a día de un escolar medio, tirando a revoltoso, puede suponer un gasto que no todas las familias puedan asumir.


No olvidemos que nuestros niños son perfectos, responsables y los más bonitos, pero, cuando llegan al cole y no hay padres mirando, puede pasar de todo y es un problema muy serio 


#Noalacosoescolar


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Si quieres compartir:

google analytics